Destrangis

Un tipo de unos cincuenta años hace amago de entrar al Críper, pero se detiene justo a la puerta y no lo hace. La camarera le ve por la ventana contra un coche. Al principio piensa que tiene problemas para meter la llave, luego, al verle mirar a los dos lados, cree que está robándolo. Ya está cogiendo el móvil para llamar a la policía cuando el tipo se aparta un poco, se sube la bragueta y se aleja, dejando la cerradura del vehículo chorreante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s