Alien

Nada más verle entrar, la camarera percibe las ganas de hablar del tipo. Y, efectivamente, en cuanto le pone el café empieza a decir:

-Yo vengo de un planeta lejano. Me lanzaron en una sonda y caí en pleno océano Atlántico. Luego nadé hasta llegar al polo norte. Pasé ahí un largo tiempo, por suerte habían adaptado nuestros cuerpos para que sobrevivieran durante tres años sin comida ni aire. Entre tanto, me fui mutando hasta que conseguí esta forma y así logré quitarme por fin mi respirador, porque vuestra atmósfera era irrespirable para mí. Y luego empecé a ir hacia el sur y aquí estoy. Ahora estoy en la universidad, estudiando, ¿sabes?

-Eh… ajá -responde la camarera, alucinando.

-¿No vas a decir nada más? -pregunta el tipo, poniendo una mueca extraña.

-Esto… no… -dice ella-. Bueno, sí. El café es uno veinticinco.

El aspirante a marciano se la queda mirando y, cuando ella empieza a considerar coger el palo por si las moscas, deja el dinero justo en la barra y se marcha.

Anuncios

2 pensamientos en “Alien

  1. Judith

    jajajajaja!!!! aaaahhh Deborah!!! si me voy a España quiero trabajar en tu bar xD!!!
    Yo que tú le hubiera pedido una selfie para la posteridad, no cualquiera tiene un encuentro cercano del tercer tipo jajajajaja!!!
    Besos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s