Archivos Mensuales: septiembre 2015

Chatarra

Una señora entra muy digna en el Críper y, mostrando a la camarera una moneda de dos  euros, que sujeta como si fuera tóxica, pregunta:
-¿Tienes cambio?
-¿Por qué lo quiere cambiar? -pregunta la camarera.
-Por una de uno y una de cincuenta.
La camarera alza una ceja pero, como no le apetece discutir con la señora y sabe que es mejor seguirle la corriente, mira en la caja antes de responder:
-Puedo cambiarle por dos monedas de uno. De cincuenta imposible, casi no me quedan.
-Eso no me sirve de nada -gruñe la mujer, con cara de asco-. Lo que quiero es meter el cambio justo en la máquina del metro sin que me devuelva chatarra.
-Pues lo siento, pero no puedo ayudarla.
-Bah, no sé ni para qué estáis aquí -dice la señora, marchándose indignada.
-Para vender, señora, para vender. No para hacer de casa de cambios, ni de fuente, ni de meadero público, ni de mapa de la localidad -responde la camarera, aunque la mujer ya está demasiado lejos para oírla.

Anuncios