Rumana

Dos rumanos jóvenes entran al Críper y, tras pedir sus cafés, preguntan a la camarera.

-¿Eres rumana?

-No -responde ella-. Soy española.

-Pero tus padres son rumanos, ¿no?

-No. Son de Madrid y de León.

-Pero tus abuelos sí que son rumanos… -insiste uno de ellos.

-No. De Madrid, Toledo y León.

-¿Y tus bisabuelos?

-A tanto, no llego -se encoge de hombros ella.

-Seguro que eran rumanos -dicen los dos, al unísono.

-Lo dudo -es lo único que dice la camarera, que vuelve a sus asuntos.

Los dos rumanos se quedan un rato más, pagan y se marchan. Apenas veinte segundos después de que salgan, entra un señor mayor y otro chico joven, ambos con un fuerte acento del este. Mientras les sirve los cafés, el hombre mayor le pregunta:

-¿Eres rumana? -Ella niega con la cabeza, alucinando-. Pero tienes familia rumana, ¿a que sí?

-No.

-¿Segura?

-Sí.

-Pues pareces rumana -acaba el señor y, al igual que los otros dos, ambos se quedan un rato más, pagan y se marchan. La camarera casi espera que vuelva a entrar otra pareja de rumanos para interrogarla por sus antepasados, pero el resto de su turno la cosa está tranquila.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s