Archivos Mensuales: enero 2016

Shh…

Una pareja entra al Críper. Él se pide un botellín y ella un refresco, que se toman con calma mientras charlan. Al rato, la mujer se levanta para ir al baño y, cuando ya está lo bastante lejos, el hombre susurra a la camarera:

-Corre, retírame este que está vacío, ponme otro y cóbrame. -La camarera se dispone a hacerlo, un poco desconcertada, al ritmo habitual, y el insiste-. Pero corre, mujer, corre. Que no se entere mi mujer…

Ella se apresura a quitar el botellín vacío y le pone el nuevo, que se bebe de un trago mientras la camarera le cobra. Su mujer no tarda en salir del baño y mira a su marido con sospecha, pero como no tiene pruebas del crimen prefiere no decir nada y ambos se marchan.

Anuncios