Archivos Mensuales: febrero 2016

El teléfono

Dos hombres entran al Críper. La camarera de siempre no está y la sustituye su madre, lo cual extraña a los hombres.

-Es que ha encontrado un trabajo de lo suyo -dice la madre.

-Ay, qué pena. Era tan guapa, parecía una modelo -dice uno.

-Hala, exagerado -dice el otro.

-Es que tú no la has visto. Tan blanca, pelo largo, ojos preciosos, y esa sonrisa… Pero claro, mírame -se señala-, a ver quién le dice nada a una tía como esa.

-Pues mi hija no es de las que se fijan en el físico -comenta la madre.

-Ya, si un día hablando me lo dijo, que prefiere una conversación buena a un buen cuerpo, pero no sé, no me atreví a pedirle el teléfono. ¿No me lo podría dar usted?

-No -responde la madre-. Como comprenderás, eso es algo privado que tiene que darte ella.

-Ya, pero yo no la voy a volver a ver.

-Mala suerte -responde la madre.

Los dos hombres se van y, por la noche, la madre se lo comenta a su hija.

-Pues ni idea, no sé quién es -responde ella-. Como todos intentaban ligar conmigo…

-No sé, hija, parecía majo pero eso de que me pregunte a mí por tu teléfono me pareció un poco…

-Siniestro -acaba la hija-. Además, si no tuvo agallas de pedírmelo y yo ni siquiera me acuerdo de él… Definitivamente no es mi tipo.